Madura – fantasias de adolescente

Madura – fantasias de adolescente
Este es un recuerdo de mis años de pre-adolescente. Siempre y como muchos otros como yo, vivía pensando en sexo, y vivía masturbándome, viendo películas porno de mi hermano mayor o revistas y videos que podía comprarme de contrabando. A mis 13 años jamas había tenido sexo. Tampoco eran muchos los momentos en que podía masturbarme, siempre había alguien en casa.

Una vuelta mis padres nos dijeron que se irían de viaje. Eso me alegro porque iba a poder estar solo en casa, ya que mis hermanos mas grades solían no estar.
Con lo cual podria traer alguna amiga, si es que tenia la muy buena suerte de enganchar algo, o bien hacerme la paja con placer como me gustaba. Por ejemplo mirar porno en la tele grande (29′) y la casettera del living, que se veía genial y no en mi tele 14”, que se veía horrible. O también podría andar en bolas por la casa solo!
jajaj pero antes de irse mi mama me dio una mala noticia, Se iba a quedar a cuidarnos a nosotros y la casa una amiga de ella!! malísimo!!
Era una amiga muy buena onda y de hace tiempo, e iba a estar un mes con nosotros. Era una mina linda y estaba bastante bien para su edad, pero muy madura… unos 50 y pico de años. Su hija, que heredo sus genes, era modelo gráfica, y si bien tenia operaciones finas… era una diosa de nacimiento.
Lamenté bastante la noticia, pero por suerte la conviviencia fue bastante divertida, ya que era una mina muy piola, soltera y profesora de educación física. Menos de sexo, hablaba de todo con ella. Ibamos a andar en bici, y podía traer amigos a casa sin drama y jamas fue m*****a o invasiva conmigo. Nada cambió, solo que no podía tener la libertad que pensaba tener estando solo.

Pero por suerte se dieron dos anecdotas que me calentaron mucho, y aun hoy en el recuerdo me siguen calentando:
1) Ella venía siempre a cerrar las ventanas y persianas de las piezas. Porque si no se cerraban bien podía sonar la alarma de la casa. Una día yo me estaba cambiando para irme a dormir. Me había bajado los pantalones y mi calzoncillo hasta los tobillos, instante en el cual entro ella a la pieza a hacer lo de costumbre.
No me lo esperaba y me quede congelado, así con mi pija (dormidísima) al aire. Ella apenas entro me vió y me dijo “uuuy perdón!! entre de golpe perdón!”. Yo me quede helado y ni contesté. Y me dijo “bueno no importa cierro la persiana y me voy.”. Yo me quede inmóvil, y me puse de todos colores. No podía moverme.. eso si mi amigo, con los nervios en contra, se me puso duro como piedra y apuntando al cielo. Cuando ella llegó a la ventana, yo ya lo tenía parado como un mástil. Se dió vuelta y me dijo mientras se acercaba: “Bueno ya me voy, buenas noches. No te hagas problema no pasa nada”, y me dió un beso, como de costumbre, y se fue… yo quede inmóvil, ahí sentado al borde de la cama, con mis manos aún en los pantalones que estaban por el piso, y mi pija hecha una roca. En mi cabeza paso un torbellino de preguntas y fantasías… todo al mismo tiempo.
Apagué la luz, me acosté, y me hice una paja increíble, pensando en la situación recién vivida, y por primera vez pensando en ella… en su culo que era hermoso, que estaba muy bien, e imaginandome a ella despues del beso que me dio, agarrandome la pija y haciendome la paja con si tierna y suave mano, y luego todo poniándose mas caliente con ella enseñandoeme a cojer… :), imaginense todas las cosas que pude haber fantaseado en esa paja…

En los días subsiguientes nada cambió ni se repitió tal situación. Cada vez que venia a mi pieza golpeaba la puerta respetuosamente. Yo claro, ya empezaba a preferir que no golpee y que se repita el hecho, para ver si ella hacia algo mas que solo darme un beso e irse, pero claro eran fantasías que no ocurrirían. Varias veces me hice la paja pensando en la misma situación esos días.

Hasta que otro día ocurrió otra cosa:

Cada tanto veíamos una película. Ella dormía en la cama de mis padres que tenían tele. Ese día daban por la noche una película que estaba buena y queríamos ver. Acordamos verla en la pieza de mis padres. Estábamos mi hermana, ella y yo.
Si mal no recuerdo estábamos los tres en la cama, vestidos y con helado de por medio. Mi hermana después del helado se aburrió y se fue a su pieza a dormir. Quedamos ella y yo, viendo la película que no recuerdo cual era, aunque trataba de una historia de acción.
En un momento me dijo que se iba a meter en la cama, y que si yo quería también podía y que me quedara ahí viendo la película. Se fue al baño y se cambio.
Se puso su camisón. La mire al salir del baño.. el camisón era viejo no muy lindo, bien de entrecasa, pero era bastante escotado y muy corto, sin mostrar nada obvio. Se metió en la cama y se tapó.
Claramente le quedó todo el camisón corrido para arriba después de entrar a la cama por acción de la fricción con la sábana. NO sabía yo si realmente le había quedado así, pero prefería pensar que si y que estaba al lado mio en bombacha o tanguita.
Me dijo que me meta adentro de la cama si quería, lo cual hice, y al entrar, pispié para el costado disimuladamente. Su camisón estaba levantado como sospechaba, aunque no pude ver mas que su tanga de frente durante una milésima de segundo. Era blanca y mitad lisa y mitad de encaje y tembián pude ver sus piernas enteras de frente, al instante la sabano bajó y me tapó el espectáculo. Yo me quede al lado, tapado hasta el pecho, y mirand la tele, pero mi amigo reaccionó rápidamente otra vez.
Recuerdo esa secuencia, y me vuelve la calentura… pero mas intensa fue la calentura que me provoco en ese momento. Yo me quede viendo la pelicula, pero no podia dejar de pensar en que al lado tenia a la amiga de mi mama casi en bolas y mi pija no baja mas. La tenia agarrada con la mano para que no se note. De paso con la mano me pajeaba, lentamente de forma tal que no se de cuenta ella. Igualmente no era mi idea acabar (despues iria a mi pieza y lo haria), pero no podia dejar de hacerlo.

Al rato de mirar (sin mirar) la tele y masturbarme en forma inmovil y silenciosa por la situación, di vuelta la cabeza hacia el costado y ella estaba totalmente dormida. Entonces decidí que era el mejor momento para pajearme bien y tranquilo. Y con ella al lado sería grandioso, y asi lo hice.

Quería levantar las sabanas y mirarle las piernas y la bombacha, pero tenía miedo que se despertara. Ella estaba al lado mio, acostada de perfil con su rostro hacia mi y las piernas recogidas. Yo pensaba en como se vería su culo si estuviera del otro lado. Recuerdo lo que imaginaba: que se despertaba y me pescaba tocándome, y entonces me ayudaba.. y se pondría a enseñarme a cojer. Su pelo era hermoso, rubio rizado, y ojos verdes aunque en ese momento no los podia ver porque dormia. Su cara tenia bastantes arrugas sin ocultar su edad.. pero tampoco eran cosas de muy vieja. Estaba muy bien para su edad, y siempre me calentaron las mayores. Imaginaba su piel suave y habilidosa mano, y que mi mano era la suya pero mas tierna. Esa ternura maternal y esa dulzura y gracia que siempre tenía ella, me calentaba a la hora de imaginármela haciéndome la paja… Me la imaginaba desnuda pudiendo apreciarle su entrepierna desnuda y dejándome practicar aprendiendo a penetrar una vagina. Me imaginaba mirando su culo torneado del ejercicio que siempre hizo, y poder cojérmela tiernamente, por atrás, o sobre ella de frente para aprender.. y también poder descargar todo adentro, ya que su entrada edad imposibilitaba un embarazo.
Cuando me quise dar cuenta, de hacerme la paja estaba moviendo toda la sabana, pero por suerte ella no despertó. Yo ya quería acabar, así que emplee un método ya utilizado muchas veces por mi. Me desabroche la parte de arriba del pijama (era una camisa con botones a presión) y con mi mano izquierda levante la sabana, dejando la palma de la mano hacia abajo cubriéndome la pija… entonces me relaje a pleno, y di vuelta mi cabeza para quedar mirándola a ella de frente a la cara. Ahi si me empece a pajear ya con destino final hacia acabar allí mismo mirándola de cerca casi sintiendo su respiración.
El orgasmo fue hermoso! me contuve de no gemir ni gritar, ni tampoco largar una bocanada de aire a su cara, para que no despierte. Si despertaba en ese momento seria imposible ocultar nada.. el semen me pegaba en la mano y otro poco caía en mi pecho o cuello. Deje de mirarla, y miré al techo para por lo menos poder descargar aire… levante la sabana mas aun para no manchar nada, y al levantarla puede ver mas detenidamente sus piernas desnudas que eran hermosas, terminando en esa tanga, y denotando una cola perfecta que lamentablemente no podía divisar. Hábilmente corrí la sabana para no apoyarla en mi pecho y que no se manche de semen, y luego me acomode bien el pijama, y me abroche la parte de arriba. Salí de la cama, y fui al baño a limpiarme y volví a la cama a su lado. Creí que si se despertaba y yo no estaba sería sospechoso o descortéz. Mi pijama estaba todo manchado de semen, pero adentro de la cama no tenia porque verlo. La película siguió y terminó. Cuando terminó yo me había quedado dormido, y me desperté creo que por el ruido de la propaganda o bien por el sonido que quedaba en la tele en esas épocas al final de la programación con la pantalla con barras de colores. Al despertarme la mire, y ella también despertó y abrió los ojos. Me miró y me dijo con voz de dormida “terminó la peli? yo me dormi…”. Y le dije, “Si bueno, me di cuenta! yo también me dormí al final. Me voy a mi cama”. “dale anda, hasta mañana”.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir